Little poems

1

Princesa de la tierra y futura reina de los cielos, sonrisa eterna y alegría, ojitos perdidos en el paraíso del olvido, oídos sordos y corazón poderoso, guía tu camino con el sentir de tu sonrisa, con la fragancia del perfume olvidado por los seres, que la noche caiga mientras duermas y la primera luz ciegue lo inservible, que tu espíritu more en ti cual presencia de montaña, que tus energías fluyan como el río caudaloso y la mente se despeje en un cielo de verano, la tierra te protege susurrándote con mimo que los seres se preparan, no estás sola en el destino.

2

Pequeño hombrecillo de paja, la luz no es en tus ojos, más el alma escondida cesa ensombrecida, la verdad hará lugar cuando en llamas quieras brotar.

3

Parte en ti se congela, profunda y fría, original y pura, el sol la convierte en agua, anhelando ser escuchada, volviendo a ser recordada, luz guardada.